lunes, 15 de octubre de 2012

Coro Polifónico Santa Cecilia de Temuco

El día seis de julio de dos mil doce, a la edad de 96 años, falleció en Temuco la distinguida dama doña Lucía Eugenia Hernández Rivera, hija ilustre de la ciudad, fundadora y directora del antiguo Coro Polifónico Santa Cecilia, grupo coral que nació como agrupación el día 24 de mayo del año 1946. El Diario Austral de Temuco informó de ello y, con posterioridad, publicó una reseña de su vida y aporte a la difusión de la música. Un artículo que transmite información bastante interesante acerca de la trayectoria de doña Lucía Hernández, escrito en el año 2003 por don Fernando García, puede ser leído íntegramente en la Revista Musical Chilena, en el sitio Web Scielo.cl.

Imágenes de una presentación del Coro y de doña Lucía Hernández Rivas, en dos distintas épocas de su vida
(Fotografías: El Diario Austral de Temuco; collage por el autor de este Blog)

Pese a que el Coro tuvo sus inicios en el año 1946, el beneficio de la Personalidad Jurídica le fue otorgada por el Ministerio de Justicia, mediante Decreto Supremo número 3.028, con fecha veintiuno de junio del año mil novecientos cincuenta y seis. El Acta de Constitución y Estatutos de la Sociedad Coro Polifónico Santa Cecilia se redactó en la sesión de dicha agrupación realizada con fecha quince de noviembre del año mil novecientos cincuenta y cinco, la que se redujo a escritura pública ante el Notario de Temuco don Francisco Santibañez Muñoz, con fecha veinticinco de noviembre del mismo año. Aquella sesión, presidida por don Álvaro Viñuela de Celis y actuando como secretaria doña Susana Moreno, comenzó a las diecinueve horas, en el local de calle Prat número seiscientos ochenta, tercer piso, con la presencia de las siguientes personas:
Lucía Hernández Rivas, Laura Hernández Rivas, Filomena de Latorre, Susana Moreno, Olga Faúndez Rivera, Marilda Osorio, Silvia Jara de Gutiérrez, Gertrudis Barnert, Georgette G. de Cooper, Ana Castro de Buceta, Helvia Ramos, Elvira Sepúlveda, Álvaro Viñuela de Celis, Osvaldo Latorre C., Jorge Moreno, Leoncio Moreno, Víctor Barnert, Oscar Vocencio, Leonardo Céspedes y Víctor H. Riveros. El primer directorio quedó conformado de la siguiente manera:
  • Presidente: Álvaro Viñuela de Celis, farmacéutico, domiciliado en calle Varas número 568
  • Vice Presidente: Osvaldo Latorre Carrasco, empleado, domiciliado en Trizano 51
  • Secretaria: Susana Moreno, domiciliada en Bulnes 72 A
  • Pro Secretario: Víctor Barnert, empleado, domiciliado en calle Recreo 669
  • Tesorera: Laura Hernández Rivas, empleada particular, domiciliada en calle Portales 854
  • Pro Tesorera: Elsa Reyes C.
  • Directora artística: Lucía Hernández Rivas, concertista, domiciliada en calle Portales 854.
El Coro Santa Cecilia se fundó con el objeto de cultivar y difundir el arte coral y patrocinar también las actividades de instituciones artísticas afines.
El patrimonio del Coro estaría formado con las cuotas y aportes ordinarios y extraordinarios de los socios, con las donaciones que se hicieren a la institución, con las herencias y legados que asignaran al Coro, con los bienes muebles e inmuebles que el Coro adquiriera a cualquier título y con las rentas y beneficios que produjeran y con el producto líquido de los conciertos.

El día tres de agosto del año mil novecientos sesenta, la Corporación poseía cuarenta y seis socios, de los cuales asistieron cuarenta y uno a la Asamblea Extraordinaria de esa fecha. Dicha asamblea se llevó a efecto a las 19:15 hrs., en el local de calle Prat número 680, tercer piso, con el objeto de comprar una propiedad en donde construir una sala de conciertos, con dependencias para oficinas que sirvieran de sede a la Sociedad. La asamblea acordó por unanimidad conferir a su Presidente, don Álvaro Viñuela de Celis, las facultades para realizar la adquisición de un inmueble para los propósitos acordados, y, además, fue ratificada la compra, que el 21 de julio de 1960 había efectuado el Presidente a don Eduardo Encina Acevedo, de la propiedad de calle Manuel Rodríguez número setecientos cuarenta y seis de Temuco. 

El día lunes cuatro de noviembre del año mil novecientos sesenta y tres, ante el Notario Público de Temuco don Francisco Santibañez Muñoz, la sucesión de don Julio César Onell Onell, formada por su hijo don Armando Onell Ulloa y por doña Salomé Ulloa Peña viuda de Onell, vendieron a la Corporación Coros Polifónicos Santa Cecilia el sitio y casa número 779 de la calle Diego Portales de la ciudad de Temuco. El precio pagado fue la suma de dieciocho mil escudos, que se pagó con diez mil escudos al contado y, para garantizar el saldo se constituyó primera hipoteca a favor de los vendedores. Éste fue el tradicional local en el que se ofrecieron las presentaciones del Coro y de concertistas. El 27 de febrero de 2010 el terremoto (de 7,1º en Temuco) dañó seriamente este centro de cultura musical, no volviendo a ser ocupado. Se retiraron entonces su placa de bronce identificatoria y el símbolo de esta antigua Corporación Cultural temuquense.

La fachada de la sede del Coro Polifónico Santa Cecilia antes de su demolición

Adosada al muro de la fachada estuvo el símbolo del Coro: una lira y las iniciales "S" y "C"

Detalle fachada y daños tras el terremoto del 27 febrero 2010

Ante la imposibilidad de reparar y restaurar el dañado local, el 31 de julio de 2012 el Coro Polifónico Santa Cecilia vendió su tradicional propiedad a Inversiones Capital Sur Limitada, culminando así, en el mismo mes de julio, la vida de su fundadora y el dominio sobre la propiedad en el que estuvo la administración y el auditorio de la más antigua entidad de su género del Sur de Chile.
La edificación fue demolida y se construye en su lugar un edificio para los fines de la nueva propietaria del inmueble.